Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios

Esta página web usa cookies

Las cookies de este sitio web se usan para personalizar el contenido y los anuncios, ofrecer funciones de redes sociales y analizar el tráfico. Además, compartimos información sobre el uso que haga del sitio web con nuestros partners de redes sociales, publicidad y análisis web, quienes pueden combinarla con otra información que les haya proporcionado o que hayan recopilado a partir del uso que haya hecho de sus servicios


Acto de entrega de insignias a los socios con más 50 años de antigüedad.

En la jornada de ayer, 86º aniversario de la fundación del club, se vivió nuevamente y como todos los años, una emotiva entrega de insignias a todos aquellos socios y socias que llevan perteneciendo al Club del Mar de San Amaro durante 50 años de manera ininterrumpida. Durante la entrega, además de guardar un minuto de silencio por las víctimas de la pandemia, el Presidente realizó un emocional discurso que no dejó a nadie indiferente:

Boas tardes, Buenas tardes:

Permítanme saludar a las autoridades y colectivos aquí presentes, y agradecer en nombre de toda la junta directiva su asistencia en el día de hoy. Agradecimiento y saludo que hago extensible a los socios y socias del Club, acompañantes y especialmente a los homenajeados que hoy tenemos el gusto de reconocer su fidelidad y entrega a la Sociedad.

Antes de nada, solicitar un minuto de silencio en recuerdo de las víctimas de esta pandemia que se ha llevado tantas y tantas personas y, en nuestro caso, notables socios, algunos de ellos en servicio altruista en actividades representativas de nuestro Club.

Es para mi un honor dirigirme por primera vez como presidente a los socios y socias en un acto tan significativo para esta Sociedad, por una parte celebrar el 86 aniversario de su fundación y, por otro, galardonar a quienes cumplen 50 años de afiliación continuada a través de todo este medio siglo de tantos cambios políticos y transformaciones sociales que tiñen nuestra historia.

Esta sociedad debe sumergirse en un mundo más próximo a las alegrías, a la convivencia afectiva y familiar, a un sentido de emociones que ya es clásico dentro del entorno de nuestro Club, a la unidad social en las situaciones difíciles y que siempre hemos sabido afrontar con la mirada puesta en el futuro como objeto de esperanza y certeza del buen hacer. Yo, me siento representado en estos tres ex - presidentes por diferentes motiv0s:

Manuel Lugrís, por su templanza y su entrega.

Ángel Monteagudo, persona con carácter, pero siempre leal al club, a día de hoy sigue trabajando por y para el socio.

Y como no, a ti… Miguel Torreiro por tu labor en este Club. El y sus juntas directivas fueron los que nos inculcaron los valores que hoy tenemos cientos de socios de mi generación marcando un antes y un después en nuestras vidas. Miguel, el Club y yo te debemos mucho.

Es por ello que quiero trasmitir desde aquí en estos difíciles momentos a la gran familia del Club del Mar optimismo en el porvenir y confianza en nuestras propias fuerzas.

Esta Junta Directiva afronta, desde principios del mes de julio, la tarea de devolver nuestras vidas a la normalidad, tanto social como económica, dentro de los ingredientes deportivos, recreativos y de actividades de formación, mantenimiento y perfeccionamiento para todos los integrantes de esta gran familia a la que antes hacía referencia. La intención debe cimentarse en el trabajo y la entrega de todos los que componemos el Club: Dirigentes, Socios, Deportistas, Empleados, Colaboradores así como igualmente en el apoyo de las instituciones públicas a las que desde esta tribuna, pido, atiendan como han hecho en otras ocasiones en que el Club del Mar puso todo su patrimonio al servicio de la causa pública cuando para ello fue requerido. Como ejemplo próximo la construcción del Paseo Marítimo y su paso actual por nuestro entorno, así como la piscina climatizada que sin la aportación del Club no sería posible como instalación básica y fundamental del Barrio de Monte Alto y la ciudadanía de A Coruña.

El Club del Mar siempre se caracterizó por ayudar y ser ayudado y en este momento necesita ayuda. Voy a ser atrevido / (va en mi carácter) / y deciros que considero al Club del Mar el buque insignia del asociacionismo Coruñés, la trayectoria de estos 86 años que cumplimos hoy nos avalan.

Era habitual en esta fecha hacer un corto balance de nuestra vida social en el último ejercicio así como un esbozo de las proposiciones para los meses venideros. La situación excepcional en la que aún estamos inmersos nos obliga hoy a ser prudentes en el análisis y quizás reservados en la ideas y proyectos.

El estado de pandemia que sufrimos desde hace, oficialmente, más de dieciocho meses, ha deteriorado nuestra vida social de forma grave: disminución del número de asociados, anulación de actividades de todo tipo, paralización de las secciones deportivas, cierre de nuestra cafetería, confinamiento absoluto durante muchos meses de los socios, y por último, inactividad obligada de la acción directiva que fue, quizás, la más seria circunstancia que operó sobre la masa social al propiciar un distanciamiento colectivo, no solo de la esencia sino también, de la propia existencia del Club del Mar. Reponer estos valores de la relación y de convivencia social, es la tarea inmediata a la que está entregada esta Junta Directiva que dentro de este acto anual de agradecimiento a nuestros infatigables pioneros, quiere dejar claro de que por muy difícil que sea la labor, seguiremos hasta hacer desaparecer los estragos originados por la pandemia.

Por todo ello reiterar a los estamentos públicos esa ayuda que ahora precisa el Club del Mar, ayuda que no solo se traduce en un apoyo moral, sino en hechos concretos de índole económico y asistencia logística en todo aquello que dependa del Concello. Es para nosotros imprescindible alcanzar una mayor estabilidad de nuestra actividad social que estuvo, está y estará siempre al servicio fundamental de la mejor vida ciudadana de A Coruña y, en particular, de este barrio de Monte Alto, germen de la esencia coruñesa que todos deseamos conservar, engrandecer y hacer más entrañable.

Que decir de nuestro entorno, nuestra Torre de Hércules, Punta Herminia, O Campo da Rata allá por los años 30 donde fueron fusilados algunos de nuestros socios de clase obrera, luchadores, trabajadores y gente con garra, Adormideras y nuestra querida playa de San Amaro que tantos buenos recuerdos de cuando éramos niños me traen al igual que seguramente a muchos de vosotros. En fin, somos punto y seguido de una historia de este Fogar de Breogán que queremos seguir escribiendo sin prisa pero sin pausa. Con esta gran familia social, esta será la gran tarea que nos encomendamos para los próximos meses. El 8 de septiembre de 2022 haremos evaluación de estas palabras de hoy y estoy seguro que, con los puntos que acabo de nombrar, será positiva.

¡¡¡MUCHAS GRACIAS, FORZA SAN AMARO!!!

La ceremonia estuvo amenizada por un trío de cuerda y al finalizar todos los asistentes fueron obsequiados con un aperitivo.

Los galardonados fueron:

Doña Mari Carmen Filgueiras Diéguez
Don Ángel Piñeiro Prado
Don Julio Pita Martínez
Don Pedro París Rodríguez
Don Antonio Lorenzo Álvarez
Don Jose Francisco Rodríguez López
Don Manuel Aldariz Arias

Enhorabuena y muchísimas gracias por todos estos años de fidelidad.

También queremos agradecer a todas las autoridades y expresidentes su presencia en el evento que como siempre, nunca fallan a estas citas tan significativas en nuestra historia. Además, agradecer a la maestra de ceremonias Ainhoa Mallo su puesta en escena siendo todo un lujo para nuestro club tenerla entre nosotros.

Redes Sociales

Te esperamos, Club del Mar, tu club en A Coruña!

Deportes, campamentos, actividades al aire y mucho más